jue. Sep 23rd, 2021

Xiomara Guante: “Una gestión fallida.”


    Por:
  • Carlos Lara
  • (Periodista)
  • Redacción Desde la Fuente

Xiomara Guante: “Una gestión fallida.”

Autor: Carlos Lara
Periodista

El 10 de octubre del 2018, fue el día en que el magisterio nacional tomó la decisión de votar con más del 50% de los votos emitidos por la corriente José Francisco Peña Gómez, bajo la dirección del Partido Revolucionario Moderno (PRM), con el acompañamiento de la corriente Juan Pablo Duarte, liderada por el profesor Juan Núñez, del Partido Comunista del Trabajo, entre otros aliados.

Un proceso en donde los maestros y maestras, apostaron por el denominado cambio en la Asociación Dominicana de Profesores (ADP).

Un cambio que se ha quedado corto ante las miradas de los docentes activos, los  jubilados y los pensionados que han visto pasar tres años de gestión del oficialismo llenos de sombra, inoperancia, sumisión y más que eso, una gestión atada de manos y pies a la voluntad de una institución que no representa los intereses de los educadores: El Ministerio de Educación.

Tres años, donde los maestros y maestras han visto disminuir su calidad de vida ante la mirada sin rumbo de su presidente Xiomara Guante.

Tres años de aumento de la inflación, el alto costo de la vida, el descontrol en los precios de los productos de la canasta familiar y farmacéuticos, aumento de los combustibles, entre otros males que afectan la vida nacional.

Por ende, ese descontrol afecta significativamente a los docentes que han visto insostenible su sueldo y por consiguiente disminuido considerablemente en este intervalo de tiempo que ellos han denominado, tres años perdidos.

Los profesionales de la educación han catalogado esta etapa como “Los años muertos del magisterio”. Más aún, la decepción y el remordimiento aumentan en los maestros y maestras al comparar las últimas dos gestiones dirigida por el profesor Eduardo Hidalgo.

Este periodo comprendido entre los años del 2012-2015, 2015-2018, gestión donde se realizaron conquistas importantes como son: seis aumentos consecutivos, la realización y aplicación de la Evaluación del Desempeño que incrementó el salario de unos 40 mil maestros entre un 17% y un 42%.

Se pactó el acuerdo histórico en el 2017, el mismo que la Señora Xiomara Guante en esta gestión considerada por la gran mayoría de los maestros como fallida no fue capaz de presionar para que el Minerd cumpliera con lo pactado, mostrando desconociendo total del impacto económica que esto implicaba para las y los docentes.

En estas dos gestiones del Profesor Hidalgo también se logró un aumento para jubilaciones y pensiones de 5,000 pesos que devengaban a 15,000 pesos mensuales.

Fue a través de las gestiones de la Corriente Eugenio María de Hostos que se modificó la Ley 66-97, resultando la 451-8 donde se introdujo el plan de retiro complementario para que los maestros y maestras con 30 años de servicio se puedan retirar de manera automática y sin importar la edad con el 100% del salario.

También, el maestro o la maestra con 25 años de servicio y 55 años de edad con el 90% del salario y 20 sueldos, así como el de 20 años en servicio y 60 años de edad con el 85% del salario y 15 sueldos y una jubilación especial a los 20 años en el servicio con el 60% del salario.

Además en el año 2016, se inauguró el Instituto de Educación y Formación Pedagógica y Sindical de la (ADP), además se propició la lucha sin descanso de la reposición de todos los docentes suspendidos por Ministerio de Educación en el 2017, el pago del salario dejado de cobrar por los docentes injustamente cancelados, entre otros logros.

¿Por qué fue un error votar por Xiomara Guante y las Corrientes oficialistas José Francisco Peña Gómez y Juan Pablo Duarte?

El principal rol de la Asociación Dominicana de Profesores, según sus propios estatutos, cito: “Esta es una agrupación sindical que agrupa a los maestros y maestras de la República Dominicana, con el propósito de luchar por mejorar las condiciones laborales y la calidad del sistema educativo dominicano”. No obstante, la realidad es otra.

Maestros y maestras consultados en diferentes puntos de la geografía nacional afirman que es doloroso ver una presidente de la ADP (haciendo referencia a Xiomara Guante) estar de espaldas al magisterio y arrodillada a quienes ellos han nombrado el patrón, en referencia al Ministro de Educación, Dr. Roberto Fulcar, por el hecho de pertenecer al mismo partido de gobierno del (PRM).

“Es algo indignante porque cuando tomó posesión del cargo como presidente de nuestro gremio, juró por Dios defender al magisterio y una educación pública de calidad”. Son las palabras de cientos de maestros consultados a nivel nacional.

Los docentes agregaron más aún; pero fueron enfático en pedir que su identidad se mantenga en el anonimato por temor a represalias por parte de las autoridades educativas en sus municipios y provincias afines al gobierno y la actual gestión de la Asociación Dominicana de Profesores, manifestaron que no cuentan con una ADP, que los represente y mucho menos que los defienda antes los atropellos a los cuales han sido sometidos desde la llegada de los nuevos incumbentes a las direcciones regionales y distritales.

Indicaron que es inaceptable que a casi tres años de gestión de la corriente José Francisco Peña Gómez del partido de gobierno, la también oficialista Juan Pablo Duarte y otros aliados no puedan presentar un sólo logro tangible en beneficio de los maestros y maestras.

Es importante destacar que en varias ponencias en los medios de comunicación, la presidente actual de la ADP, ha sostenido que uno de los principales problemas de esta gestión ha sido la pandemia del Covid-19, argumentos que los maestros y maestras no aceptan y ponen como ejemplo los logros obtenidos por otros gremios como es el caso del Colegio Médico Dominicano que ha estado en igual situación sanitaria y estos han logrado reivindicaciones importantes para su sector.

¡Reto del magisterio!

A tan solo días para el proceso interno de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), este miércoles 13 de octubre del 2021, los maestros y maestras tienen un reto importante, les toca a ellos decidir si continuar con una dirección amarilla que en tres largos años, no ha podido representar a la clase magisterial.

Una dirección que se ha mantenido sumisa a la voluntad, no solo de lo que los docentes llaman fuerte y claro: “El Patrón,” sino también a los intereses de  sectores empresariales que tradicionalmente y por décadas ha intentado tomar dominio de una institución que está llamada a representar a su clase.

O de lo contrario, volver a esa época en donde los docentes vivieron la época dorada del magisterio; lapso donde sus sueldos fueron elevados en seis años consecutivos, maestro y maestra, que su sueldo era a penas menos de 8 mil pesos, pasó a cerca de 35 mil pesos, gracias a Eduardo Hidalgo.

Hidalgo luchó en las calles y en todos los escenarios, enfrentó al gobierno de su propio partido en procura de la mejora de la calidad de vida de los educadores.

Pero, hoy la realidad es otra, en estos últimos tres años el magisterio penosamente ha visto a la Asociación Dominicana de Profesores perder su perfil de sindicato clasista.

Los maestros y las maestras tienen en sus manos la gran decisión de rescatar, avanzar y regresar a las luchas por la mejora de sus salarios, seguro médico, más incentivos, aplicación y pago inmediato de la Evaluación de Desempeño, la formación, entre otras conquistas.

La ADP no puede continuar dormida y bajo la tutela de una dirección controlada por intereses del patrón y alejada de los reales intereses clasistas del magisterio nacional.