jue. Abr 22nd, 2021

CON LA LENGUA AMARRADA


    Por:
  • Carlos Lara
  • (Periodista)
  • Redacción Desde la Fuente

CON LA LENGUA AMARRADA

Autor: Prof. Raulin Del Rosario

Nos traicionaron los que promovían el no amagar mientras sus súbditos salen como hienas a defender gestión por las promesas de ser nombrados en el tren gubernamental o que ya lo están o tienen un esposo/a primo o recomendado montado en el.

La inflación consume al docente mientra la gran excusa es la pandemia pero pagan millones a empresas televisoras para justificar egos gubernamentales y silenciar medios.

Queremos una ADP activa que favorezca y convenza a la clase magisterial, que hable de aumento general a maestros jubilados, pensionados y activos, que me hable de GRANDES ACUERDOS pero que salgan las ejecutorias como tal; que me hable de su compromiso de la calidad en la educación Dominicana y calidad docente compromisaria de la garantia en la preparación académica de maestros con diplomados; maestrías distribuidos correctamente en equidad ; queremos una ADP fuerte a favor de regularizar las condiciones humanas en las aulas del docentes sin sobrepoblación estudiantil pero con el respeto a los acuerdos internacionales del derecho a la educación; quiero una ADP que se vea mas en los afanes sindicales que en el reclutamiento y recomendaciones al tren gubernamental, ya que es muy notorio.

Queremos una ADP comprometida con la eficientizacion de los servicios del SEMMA, regularizacion de los incentivos acorde al salario bruto, una ADP de exigencia a su clase sin miras a colores o condiciones de diferencias religiosas, quiero una ADP que observe el gran fallo de la ausencia de maestros y logre el concurso de oposición sin cortapisas ni trucos beneficos al patron; que entren todos los docentes que demanda el sistema sin mañas convenientes al patrón; queremos una ADP vigilante, atenta y de acción pero, ¡ya!

Quiero un cambio real y sin reversas!!

Sé que las actuales directivas de ADP #SeVan pero antes logren enderezar a favor del maestro por lo menos una “engañadita” por lo menos no queden tan mal.