mié. Oct 16th, 2019

David Ortiz contrata a excomisionado de policía para averiguar por qué lo balearon.


Educción deportes (EE.UU.). – El extoletero de los Medias Rojas, el dominicano David Ortiz, contrató a una firma encabezada por el excomisionado de la Policía de Boston, Ed Davis, para investigar los detalles que rodearon el incidente del pasado 9 de junio en el que el exjugador fue alcanzado por una bala en la espalda mientras se encontraba en Santo Domingo.
De acuerdo a Joe Baerlein, portavoz de Ortiz y propietario de The Edward Davis Company, Davis fue contratado unas semanas después de que Ortiz regresó a Boston.

Baerlein dijo que su compañía está “monitoreando y analizando información de varias fuentes en la República Dominicana sobre los motivos del tiroteo en el que Ortiz fue herido de gravedad, así como brindando seguridad personal al expelotero y a su familia.

Ortiz “está muy interesado en descubrir lo que realmente sucedió”, declaró Baerlein al periódico local “The Boston Globe”.

El reporte del Globe también señala que el expelotero dominicano David Ortiz vendió un lujoso departamento que tenía en una torre ubicada en Santo Domingo, porque César Emilio Peralta, “César El Abusador”, había comprado el penthouse de la referida torre.

El portavoz señala que en algún momento “César El Abusador” y el “Big Papi” se habían cruzado en el edificio y que se reconocieron. “Pero Ortiz mantuvo su distancia, reconociendo el peligro de acercarse demasiado”, asegura el diario bostoniano.

“Nadie en República Dominicana quiso ser enemigo de Peralta porque todos sabían que él era parte de este (presunto) cartel de drogas”, afirmó Joe Baerlein al Boston Globe.

El expelotero dominicano de 43 años recibió un disparo en la espalda de un hombre armado mientras estaba sentado y hablando con un amigo en un club nocturno de Santo Domingo.

Ortiz, tras ser operado en Santo Domingo, fue trasladado a Boston a bordo de un avión-ambulancia que su exequipo los Medias Rojas enviaron el día siguiente del incidente y pasó siete semanas ingresado en el Hospital General de Massachusetts, donde fue sometido a otras dos intervenciones quirúrgicas más.

El extoletero no ha hablado con las autoridades dominicanas desde la noche del tiroteo, dijo Baerlein al Globe, y tampoco ha hablado con ninguna autoridad estadounidense sobre ese mismo asunto.

Inicialmente las autoridades en República Dominicana dijeron que Ortiz había sido blanco del disparo que recibió, pero casi tres semanas después, la policía local realizó una conferencia de prensa e indicó que su investigación los llevó a creer que Ortiz no era el objetivo, sino que se trataba de un caso de identidad equivocada.

Más de una docena de personas han sido arrestadas en relación con el caso.

“David ha estado monitoreando cuidadosamente la investigación del gobierno y la policía”, reiteró Baerlein al Globe.

En esa entrevista indicó que Ortiz “no tuvo bases durante algún tiempo para desafiar la teoría de las autoridades dominicanas de la identidad equivocada”.

Agregó que, sin embargo, “a medida que surgen nuevos hechos, provoca cierto optimismo de que puede haber otras conclusiones antes de que se determine por qué le dispararon a David”.
Ortiz, quien fue dado de alta del hospital a fines de julio, publicó en Instagram el domingo una foto de él y su hija Alex cuando la dejó en la universidad.

Fuente: NoticiasSIN