El acuerdo ADP-MINERD 2022: «Entre lo justo y lo posible.

    Por:
  • Carlos Lara,
  • Redacción Desde la Fuente,

El acuerdo ADP-MINERD 2022: «Entre lo justo y lo posible.»

Autor Carlos Lara

Desde el 30 de junio del año 2021, la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) y su anterior presidente, la Prof. Xiomara Guante, firmó con el actual Ministerio de Educación (MINERD), en presencia del excelentísimo señor presidente de la República, Lic. Luis Abinader Corona, un acuerdo que pretendía mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los maestros y maestras en el país. ¿Por qué no cumplió?

El 25 de noviembre del 2021 toma posesión el nuevo Comité Ejecutivo presidido por el Prof. Eduardo Hidalgo. Este y la nueva gestión enfocaron sus primeros meses de gestión a retomar y exigir de manera vehemente, decidida el cumplimiento integral de lo pactado en el 2021, lo cual incluía: Un aumento salarial al personal docente acorde con la situación económica del país e implementar medidas para mejorar la calidad educativa.

También este acuerdo abarcaba el mantenimiento de la infraestructura de los centros educativos, realizar el concurso de oposición docente, mejora de la seguridad social para jubilados y pensionados, crear el tribunal de la carrera docente y actualizar el currículo educativo. ¿Debió cumplirse?

De igual manera, este acuerdo ADP-MINERD 2021 comprometió a las autoridades educativas a implementar programas de formación y actualización de los docentes focalizados en  la necesidad del profesorado, mejorar y cumplir con el reglamento del programa de becas, formación especial y postgrados y de esta forma elevar la carrera docente como una profesión digna. ¿Por qué no cumplió?

El Ministro Fulcar y el presidente Abinader se comprometieron a dar atención permanente y oportuna a las escuelas, entregando las asignación presupuestaria correspondiente a cada centro educativo, también a realizar la Evaluación del Desempeño en este año 2022 e impulsar desde el INABIMA la implementación de un programa de viviendas para docentes, conforme a lo establecido en la Ley número 451-08, garantizando la inversión y la permanencia de los fondos del personal docente. ¿Por qué no cumplió?

Hidalgo y la ADP han puesto todo su esfuerzo en estos primeros meses a que se cumpla lo pactado en cuanto a la automatización de los incentivos por años en servicio (que se aplicará automáticamente cada 5 años de servicio hasta los 15 años, iniciando en el año 2022). ¿Debió cumplirse?

Recientemente, un maestro oriundo de Puerto Plata,  llamado Yaqui Arias Burgos, realizó un análisis perfecto de la realidad sobre el acuerdo que se ha firmado, Burgos realizaba un planteamiento bajo el rigor de la más auténtica verdad, él sostiene y es cierto, cito: “la ADP no tenía muchas opciones por dónde cortar, pues la anterior gestión cometió el grave error de firmar un acuerdo que no se cumplió, donde no dejaba porcentaje establecido para el aumento salarial ya que el mismo estaría sujeto a la situación del país”.

Pretender ahora satanizar la labor loable, valiente, decidida y firme del Profesor Eduardo Hidalgo y el CEN en lograr que el Ministro Roberto Fulcar y el gobierno asumieran el acuerdo del 2021 es injusto, mezquino y, peor aún, triste, desconcertante ver algunos dirigentes, incluso de su misma parcela gremial, armar campañas clandestinas y desleales para atacar y desacreditar la lucha del único hombre que en la historia de la ADP ha logrado dignificar la carrera docente. Esa actitud es vergonzosa.

Sí, da vergüenza verlos acusar a Hidalgo de venderse, un líder gremial dedicado al magisterio. Eso es bochornoso, lastimoso, y, sobre todo, injusto.

Olvidan que quien falla al magisterio son los gobiernos de turno que, pues en campaña ofrecen el cielo y la tierra y ya en el poder hacen otra cosa.

Esos mismos dirigentes se levantaron en el 2017, confundieron al magisterio que votó por una directiva con la que se perdieron tres años, al no obtenerse ninguna reivindicación. Ahora se le arrebató un 10 % que es poco, pero es una victoria, pues las autoridades no querían darlo porque lo poquito pactado por debajo tal vez era para julio.

El magisterio perdió tres largos años por esos mismos de hoy que, estando en la comisión de “negociación” y siendo miembros del CEN anterior, aprobaron con sus votos y acciones, no fueron tan fieros ni levantaron sus voces ni atacaron a la presidente de entonces por haber firmado un acuerdo tan impreciso.

Es importante recordar a todos esos dirigentes que hoy ponen de manifiesto esa actividad,  olvidando, desconociendo los beneficios recibidos. Fue el mismo Hidalgo quien desde el año 2013 al 2018, logró 6 aumentos consecutivos, llevando el sueldo de los docentes de RD$7,200 a RD46,000, en la Jornada Extendida, pero más aún, este mismo hombre que hoy critican despiadadamente, logró que se aplicara la Evaluación de Desempeño Docente que llevada muchos años sin sin hacerse, incrementando los salarios según las sigo escalas: Excelente, 32 %; Muy Bueno, 28 %; Bueno, 24 % y Mejorable, 17 %. Para el enero 2018 el magisterio nacional recibió por Evaluación del Desempeño el monto de RD$7,927.8 millones.

Esos dirigentes que que elaboraron ese acuerdo del 2021 saben que pactaron un aumento para el 2022 sin fecha ni monto. Cosa jamás vista en la historia de ningún sindicato del país.

Se dice en los pueblos que lo que habían acordado esos compañeros era un aumento entre un 4 % a un 5 % para julio, pero que no lo anunciaron por la cercanía de las elecciones de la ADP, el 10 de octubre 2021.

Entonces ¿son reales dirigentes magisteriales esos? ¿Son dirigentes responsables? ¿Están resentidos porque en casi tres meses se obtuvo una victoria que no fueron capaces de obtenerla en tres años? ¿Quieren con su actitud que la ADP se divida?

Duele, pero es la verdad: Hicieron que el magisterio perdiera el ritmo de los aumentos y las buenas reivindicaciones. Hoy, al igual que ayer, lo quieren confundirlo. Pero la verdad es una: ¡Volvió Hidalgo y volvieron los aumentos! Este es el primero de tres, pues está contemplada la Evaluación para el 23 y otro aumento para el 24.

Por lo que se ha visto en los meses desde marzo y a principios de mayo, “ese carajito no es fácil,” como dijo una docente, los restantes se van a conseguir.

¡Qué bueno haya un CEN dispuesto a obtener pequeños y grandes triunfos para el magisterio nacional! Es bueno que no se convierta una victoria, por pequeña que sea, en una gran derrota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.