lun. Feb 24th, 2020

El independentismo catalán se moviliza contra la sentencia a sus líderes


Barcelona (España)

Miles de simpatizantes independentistas catalanes colapsaron este lunes el aeropuerto de Barcelona en protestas por la sentencia del Tribunal Supremo español que dictó penas de entre 9 y 13 años para nueve dirigentes secesionistas.

Además, cientos de manifestantes se congregaron en la céntrica plaza de Sant Jaume (que aglutina la sede del gobierno regional y el Ayuntamiento) y en los centros neurálgicos de otras ciudades catalanas.

El aeropuerto de Barcelona (noreste de España) se convirtió en el epicentro de las protestas del movimiento secesionista contra la sentencia judicial, que movilizó a miles de personas, colapsando sus accesos y obligando a cancelar un centenar de vuelos.

A pie, por carretera, en metro y en tren, miles de manifestantes siguen las directrices de la plataforma “Tsunami democràtic” (“Tsunami democrático”), que llamó desde el conocimiento de la sentencia a acudir “de inmediato y por todas las vías posibles” a colapsar el aeropuerto barcelonés.

El colapso de El Prat a causa de las protestas obligó a la aerolínea Vueling (filial de Iberia) a anular 100 vuelos previstos para hoy y a cancelar otros 20 para mañana martes.

Los accesos a las terminales vivieron a lo largo del día momentos de tensión, como cuando los agentes de la policía regional catalana cargaron contra parte de los manifestantes congregados frente a la puerta de llegadas.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) atendió a lo largo del día a 37 personas en el aeropuerto, de las que 21 finalizaron con 17 altas y cuatro traslados a centros sanitarios.

Las protestas de los colectivos independentistas contra la sentencia también afectó a otras poblaciones de Cataluña, donde los manifestantes cortaron vías férreas.

Además, a lo largo de la jornada se produjeron cortes intermitentes de carreteras por todo el territorio catalán, incluso brevemente en un punto de la autopista AP-7, una de las más importantes de España

Fuente: Anencia EFE