sáb. Ago 15th, 2020

Un hombre dio negativo dos veces, el tercer test salió positivo y falleció


    Por:
  • Carlos Lara
  • (Periodista)
  • Redacción Desde la Fuente

 

Fuente: El Comercio

Hace poco más de un mes se hizo un tercer test, salió positivo y pocos días tras recibir el resultado falleció

El coronavirus sigue siendo el principal problema de salud en todo el mundo y Estados Unidos es uno de los países más golpeados de esta pandemia. Desde febrero Fernando Enríquez, un hispano residente de Arizona, sentía síntomas de COVID-19 y se hizo dos pruebas para descartar su presencia en su cuerpo.

Hace poco más de un mes se hizo un tercer test, salió positivo y pocos días tras recibir el resultado falleció.

Enríquez tenía 53 años de edad, en febrero empezó a manifestar algunos síntomas leves del nuevo coronavirus. Su esposa relató a Univisión que empezó con una gripe y poca tos, estos síntomas lo acompañaron por varios meses. “Seguía con la tos y luego comenzó a congestionarse”, contó.

Como no hallaba una solución a su malestar, vio a varios médicos pero ninguno atinaba a darle una respuesta certera. Se hizo su primer test para detectar el nuevo coronavirus en su cuerpo, pero salió negativo. Como los síntomas persistían, volvió al hospital y “le dijeron que estaba negativo…él tenía muchas esperanzas de recuperarse”, detalló su esposa.
Pero los síntomas no se iban y se empezaron a complicar con el pasar de los días. El 8 de junio, Enríquez ya no podía respirar con normalidad, su familia lo llevó a la sala de emergencias para que le salven la vida. Durante tres semanas estuvo conectado a un balón de oxígeno y , según dijo su viuda, el 5 de julio fue entubado.

“Me dijeron que ya estaba terminando, que se estaba yendo, que si queríamos despedirnos de él…no alcanzamos a llegar, cuando íbamos camino al hospital él falleció”, recordó su esposa. Ella aún se sorprende del estado en el que se encontraba su marido, pues su corazón dejó de latir pese a los cuidados que ya estaba recibiendo.
a desesperación la invadió. Entre lágrimas, ella contó a Univisión que la abrupta partida de su esposo le causó “un dolor tan grande que no le deseo a nadie. Es algo que no puedo aceptar, él tenía muchos planes, él no quería partir”.

La pandemia ya le había quitado el trabajo, debido a su enfermedad él debió dejar de trabajar y mientras tanto el mar de deudas y cuentas por pagar los abruma día tras día. Por esta razón, desde la plataforma de gofundme.com están pidiendo ayuda a la comunidad con la finalidad de cubrir los gastos de sepelio.